• Calderas de vapor

    Una caldera o generador de vapor es un equipo que consta de diferentes elementos destinados a la producción de vapor de agua o de cualquier otra clase de vapor a partir de su fase líquida. Estos elementos son el hogar o cámara de combustión, la caldera, los sobrecalentadores de vapor, el economizador y el calentador de aire.

    En el hogar, se produce la combustión de un combustible. La caldera es un intercambiador de calor en el que los gases de la combustión ca-lientan la fase líquida hasta su transformación en vapor. El sobrecalentador calienta el vapor saturado por encima de su temperatura de saturación y, opcionalmente, el economizador precalien¬ta el agua de alimentación de la caldera. En ciertas instalaciones de va¬por, algunos calentadores se encargan de recalentar el vapor de extracción de las turbinas. Finalmente, el calentador de aire calienta el aire necesario para la combustión.

    Las calderas se clasifican en pirotubulares y acuotubulares.

    Las calderas pirotubulares, llamadas calderas para procesos, son aquellas en las que los humos de la combustión circulan por el interior de los tubos y el agua, por el exterior. En general, se trata de calderas pequeñas con presiones inferiores a 20 bar.

    Las calderas acuotubulares son aquellas en las que el agua circula por el interior de los tubos, son las más comunes, se les llama calderas para potencia.

  • Sistemas de vapor

    Un sistema de vapor consta esencialmente de generador de vapor, distribución de vapor a través de las tuberías, equipo consumidor de vapor, trampas de vapor en el caso de uso indirecto del vapor, retorno de condensados, tanque de condensados en el cual llega el agua fresca o make up y por último bombeo del agua caliente saliendo del tanque principal de retorno de condensados a la caldera.

    Las calderas pirotubulares se utilizan en procesos industriales y se llaman calderas para procesos, esto es debido a su estructura; por fluír el fuego por los tubos y el agua por la carcasa poseen limitaciones de diseño, es por esto que producen vapor desde una baja presión hasta aproximadamente 125 psi y en condiciones de saturación.

    En el caso de las calderas acuotubulares, en estas circula el agua por los tubos y la energía térmica por la carcasa resistiendo de esta manera presiones hasta de 10,000 psi y vapor sobrecalentado. A estas se les llama calderas para proceso.

    El sistema de distribución de vapor debe estar totalmente aislado usualmente con fibre de vidrio o lana mineral, dependiendo de la presión y es importante el drenaje del condensado formado a través de las líneas de vapor, eliminarlo por medio de cajas receptoras donde se ubica una trampas de vapor.

    Por último es muy importante el retorno de condensados pues es agua caliente y ya tratada con químicos.