BLOG

La naturaleza

Lunes 27 agosto 4:00 AM

"Reflexiones nocturnas de una mente fugaz entre dimes y diretes saboreando el café de media noche".

La naturaleza es majestuosa; admiramos la belleza extrema y se hacen realidad los paisajes más bellos.

Es un concierto de ideas y sentimientos en silencio lo que experimentamos al observar a solas la naturaleza.

A través de la naturaleza oímos el murmullo del conjunto de ecosistemas que lo habitan, una sinfonía universal, que inspira los pensamientos más profundos y diversos que nos hacen percibir nuestro estado anímico-espiritual.

Es el encuentro de muchas sensaciones que invaden nuestro corazón y mente.

La naturaleza nos embriaga con el sentimiento único de conocer que la situación del verdadero hombre es su situación espiritual; y nos transporta a un proceso de humanización, y colabora en la realización de la espiritualidad divina.

La armonía que nos invade observar un río con el movimiento rítmico de su flujo, ruido tranquilizador y un constante movimiento que nos hace meditar sobre la importancia del tiempo, del cambio, pero jamás la estatua quieta.

Las hondonadas con una sutil pendiente de árboles, arbustos, grama con su vivo verdor nos hacen recordar muchas experiencias que hemos vivido a través del tiempo y se nos presenta en la naturaleza de acuerdo a un cronograma de ideas sabiamente entrelazadas.